implementar y hacer home office ante el COVID-19.

Ante la situación que está viviendo nuestro país y el mundo entero para prevenir la expansión del Coronavirus, la Secretaría de Salud de México hizo una serie de recomendaciones con el fin de minimizar el contagio del virus y velar por la salud y seguridad de la sociedad en general. 

 Una de esas recomendaciones es la "suspensión temporal de actividades no esenciales, que involucren la congregación o movilidad de personas, y sustituirlas por actividades que favorezcan la sana distancia"; es decir, en el ámbito laboral, que todas las personas a las que les sea posible, hagan home office.

Desde esta semana varias empresas han decidido implementar esta medida con sus colaboradores, por lo que en Randstad queremos compartirte, si eres empresa, nuestras recomendaciones para que puedas implementarlo, o si eres colaborador(a) nuestros consejos para que puedas hacerlo de la mejor manera.

5 recomendaciones para implementar home office (empresas).

  1. Asegúrate de que todos tus colaboradores cuenten con equipos de cómputo y servicio de Internet en sus domicilios.
  2. Establece los medios de comunicación que se utilizarán para estar constantemente en contacto con tus equipos, pero también con tus clientes y/o proveedores.
  3. Asigna las tareas/actividades a desarrollar durante este periodo de contingencia y la forma en la que serán revisadas.
  4. Haz alusión al tipo de espacio que se debe ambientar en los hogares de tus colaboradores para que puedan trabajar cómodamente.
  5. En la medida de lo posible, incentiva el trabajo en equipo mediante reuniones virtuales eventuales.

5 consejos para hacer home office (colaboradores).

  1. Determina cuál será tu espacio de trabajo y adecúalo para trabajar cómodamente. Este debe tener buena iluminación y ventilación. Nuestra recomendación es que elijas varios y los cambies cada cierto tiempo, siempre y cuando no tengas problemas con el ruido. Puedes empezar por tu sala, luego el comedor, y por último, tu estudio o el escritorio que tengas en tu cuarto.
  2. Organiza tu día a día y pregunta a tu jefe(a) directo si han cambiado tus tareas prioritarias para que se coordinen y te enfoques siempre en lo más importante.
  3. Sé asertivo(a) en la forma en la que te comunicas con tu equipo, tus clientes y/o proveedores. Define qué es mejor, si establecer contacto por chat, correo electrónico, llamada o videollamada.
  4. Garantiza tu disponibilidad dentro de tu horario laboral y separa tus actividades personales de las laborales. Si vives con algún familiar u otra persona que pueda estar presente en tu domicilio al mismo tiempo que tú, establece un acuerdo con ellos en los que hagas mención del respeto de tus horarios y espacios para que no afectes tus relaciones, ni tu desempeño.

  5. Muévete. El home office puede convertirse en algo más sedentario que ir al trabajo. Sal a caminar por algunos minutos, o da algunas sentadillas cada cierto tiempo, por ejemplo, cada hora o cada dos.

Cabe recordar que no todas las posiciones permiten hacer home office, por lo que estas personas quedan sujetas a otro tipo de recomendaciones de salud a fin de prevenir el contagio y/o propagación del virus.

¿quieres comunicar a tus colaboradores las medidas de prevención del Coronavirus? Descarga nuestro póster y colócalo en tus centros de trabajo.

descargar

¿buscas un crecimiento profesional?

conoce nuestras vacantes