¿Quieres conocer nuestros estudios más recientes sobre el mundo laboral?

Descúbrelos

Contratar a las personas adecuadas puede ser difícil. Hay que clasificar los cv´s, examinar a los candidatos, gestionar los procesos de entrevistas y, por último, hacer una oferta que convenza a los mejores para que digan que sí al puesto de trabajo.

Todo esto es casi imposible si la publicación de tu vacante y la descripción del puesto no atraen suficientes solicitudes. Sin currículos de calidad, no puedes empezar con el resto del proceso. Por eso, Randstad te brinda ocho razones comunes por las que no estás recibiendo solicitudes de empleo en tus vacantes.

1. la descripción del puesto no es atractiva

No es necesario ser un comediante ni convertir los anuncios de empleo en novelas de suspenso, pero sí es necesario enganchar a los solicitantes con información fácil de leer e interesante sobre el puesto y sobre por qué querrían trabajar en tu empresa.  A continuación, te ofrecemos algunos consejos que debes tener en cuenta si quieres redactar descripciones de puestos de trabajo que aumenten el número de candidatos:

● Incluye información que ayude a los candidatos a auto seleccionarse adecuadamente, incluyendo las habilidades y la experiencia que se requieren para el puesto. Escríbelos de forma amigable y concisa para así evitar que suenen demasiado exigentes o imposibles de complacer.

● No utilices largas listas de palabras cliché. Si utilizas demasiadas palabras de moda, tus publicaciones se parecen a las de todo el mundo. Eso no es interesante.

● Comparte información sobre las ventajas, los beneficios y la cultura de trabajo para ayudar a los solicitantes de empleo a entender cómo es trabajar en tu empresa.

No lo hagas excesivamente largo. Los candidatos también están ocupados, y si no pueden escudriñar rápidamente tu publicación para hacerse una idea de si les puede interesar, es posible que la omitan por completo.

Escribe descripciones de trabajo inclusivas para ampliar la red de candidatos.

2. la reputación de tu employer branding es limitado

Los candidatos fuertes suelen saber que aportan valor al empleador que eligen, y buscan una empresa que también les ofrezca valor. Eso significa que investigarán tu marca antes de solicitar o decidir aceptar una oferta. Algunas cosas que la gente podría investigar antes de responder a una solicitud de empleo son:

● La misión, visión y valores de tu marca. Muchas personas quieren saber que la empresa para la que trabajan tiene valores que se alinean con los suyos.

● Si tratas bien a los empleados. Las malas críticas de los empleados anteriores o las controversias publicadas en materia de recursos humanos pueden hacer que la gente sea más cautelosa a la hora de considerar un trabajo en tu empresa.

● Tu posición en el mercado. Algunas personas quieren trabajar para una empresa de la que puedan hablar con orgullo. Si la reputación de tu marca deja que desear, es posible que se resistan a aceptar un trabajo con usted o incluso a solicitarlo. 

3. no has incluido las palabras clave adecuadas

El SEO (optimización de motores de búsqueda) es tan importante para tus publicaciones de empleo como para el texto del sitio web. Tanto si la gente busca en Google como en un sitio web de empleo específico, las palabras clave adecuadas en tu anuncio les ayudan a encontrarlo.

Ten en cuenta qué frases podrían utilizar los candidatos cualificados al buscar puestos vacantes e incluye esas palabras en la descripción del puesto.

4. lo has publicado en el lugar equivocado

Publicar un puesto de trabajo es una forma de marketing. Cuando comercializas los productos o servicios de tu empresa, sueles investigar para saber dónde está tu público y así poder anunciarte y publicar allí. Hay que hacer lo mismo con un anuncio de empleo.

Por ejemplo, LinkedIn es un canal para los profesionales que buscan trabajo. Es poco probable que las personas que buscan trabajos manuales o industriales lo utilicen como recurso, por lo que publicar un puesto de conductor de almacén o de operador ahí es poco probable que atraiga a muchos solicitantes. 

publicaciones sin postulaciones
publicaciones sin postulaciones

5. no has explicado el trabajo con claridad

Los solicitantes de empleo quieren entender lo que implica el trabajo y si pueden ser una buena opción para el puesto. Si no eres lo suficientemente claro, no van a dedicar su tiempo a enviar un currículum.

Cuando tienes claro lo que necesitas, es más fácil que los candidatos personalicen sus currículos y cartas de presentación para hacerte saber cómo pueden ayudar. Eso reduce el tiempo que te lleva a clasificar las solicitudes que recibes para encontrar las que podrían encajar.

6. has pedido demasiado

Sí, siempre debes dejar claro cuáles son tus expectativas para un candidato cualificado, pero recuerda que cada requisito que añada a una publicación de empleo reduce el número de personas que podrían solicitarlo. Esto se debe a que una lista de requisitos específicos no suele estar relacionada con la experiencia real de un gran número de candidatos. En su lugar, establece prioridades antes de crear una descripción del puesto para poder pedir unos pocos requisitos imprescindibles.

7. la experiencia de la solicitud del usuario es escasa

Incluso si tu publicación es un éxito y consigue que mucha gente lo lea, puede alejar a los candidatos con una mala experiencia de usuario. Si tu portal de empleo es lento o confuso para navegar, o el proceso de solicitud es prolongado y requiere información y detalles innecesarios, la gente podría abandonar antes de terminar su solicitud. Asegúrate que el proceso de solicitud funciona como es debido, incluso pruébalo y analiza si pasarías por lo mismo para solicitar un empleo.

8. tu presupuesto no es suficiente

Reclutar grandes candidatos rara vez es gratis. Claro que puedes tener suerte en las plataformas gratuitas de vez en cuando, pero generalmente necesitas pagar para acceder a candidatos cualificados, especialmente si buscas conjuntos de habilidades especializadas. Si buscas candidatos de alto nivel pero no quieres pagar por publicar en ningún sitio que no sea gratuito, es posible que no obtengas los resultados que esperas. Ser barato en los procesos de contratación también dice algo a los candidatos sobre cuánto valoras el proceso de contratación y, por extensión, sus habilidades. Recuerda que aunque pueda costar un poco más, encontrar a los candidatos adecuados desde el principio te ahorrará tiempo, esfuerzo y dinero en el futuro. Contratar al candidato equivocado puede resultar caro y acumular costes adicionales de incorporación, formación y sustitución.

Trabaja con un aliado de recursos humanos para asegurarse de que sus ofertas de empleo le resulten útiles. Un socio de RRHH aporta su experiencia, saben todo sobre la redacción de descripciones de puestos de trabajo, su publicación en los lugares más adecuados para la situación y la gestión de los procesos de contratación. Incluso si no estás preparado para externalizar toda la contratación, un socio puede proporcionarte orientación o apoyo. Descubre más sobre cómo trabajar con un socio de contratación como Randstad.