¿Quieres conocer nuestros estudios más recientes sobre el mundo laboral?

Descúbrelos

Una propuesta de valor atractiva para el talento, es sin duda un factor clave para asegurar el interés, tanto de candidatos como de colaboradores, por ser parte de una compañía.

En el mundo de los recursos humanos, al hablar de la propuesta de valor del empleado (PVE), hacemos referencia a una estrategia específica que tiene como objetivo la atracción y retención del mejor talento. La propuesta de valor del empleado forma parte de las acciones de employer branding de una compañía, en ella se agrupan todos los beneficios y recompensas que se ofrecen a los colaboradores y debe estar enfocada principalmente en impulsar el compromiso de los trabajadores.

En Randstad queremos compartirte 3 recomendaciones que te ayudarán en la construcción de una PVE exitosa.

1. Identifica factores clave para cada colectivo.

Nuestro informe anual 'Randstad Employer Brand Research 2021' destaca que el salario y las prestaciones, son los factores más importantes para los mexicanos al momento de elegir a un empleador. Para lograr una estrategia de employer branding exitosa que integre una propuesta de valor atractiva, se debe prestar atención a las distintas necesidades de los grupos de colaboradores que conforman una compañía. Por ejemplo, a los empleados de oficina y a los trabajadores obreros les interesan y motivan factores diferentes, por ello, su propuesta de valor debe de ser distinta.

Recordemos que son muchas las causas que provocan la insatisfacción de los colaboradores, por ello, es importante identificar los principales factores de retención de talento. En México, 1 de cada 7 mexicanos (15%) cambió de empleador en el último semestre de 2020 y el factor principal, tanto para los colaboradores que decidieron quedarse en su actual trabajo como para los empleados que cambiaron, fue la progresión de carrera con un 66%, según datos del Randstad Employer Brand Research.

2. Prioriza tu cultura corporativa y realiza una comunicación asertiva.

La cultura corporativa ayuda a mantener a los colaboradores motivados y comprometidos con la organización, puesto que consigue que estén alineados con los valores y los objetivos de la empresa. Para lograr una PVE correcta, se debe tomar en cuenta todos los atributos que componen dicha cultura, la propuesta debe de ser congruente con los valores que la empresa ofrece y debe de comunicarse de forma clara y precisa a toda la organización y también al exterior. Si los colaboradores  y candidatos no tienen claro el tipo de cultura de una empresa, la decisión de unirse o permanecer en ella, se vuelve más complicada. La falta de comunicación asertiva en relación a la PVE de una compañía puede impactar directamente en los niveles de atracción y retención de talento.

 

atraer y retener talento
atraer y retener talento

3. Obtén feedback y realiza actualizaciones.

Como en cualquier otra estrategia, si quieres tener éxito, es importante que sepas medir y analizar la percepción que tienen los colaboradores y candidatos en relación a tu PVE. Esto es fundamental para conocer los resultados positivos y negativos que están teniendo tus acciones. Si llevas a cabo una medición de los resultados sabrás perfectamente en lo que debes enfocarte para potencializar tu estrategia.

Por último, céntrate en crear una propuesta atractiva y busca un valor añadido,  demuéstrale al talento por qué deben elegirte a ti como empresa y no a tus competidores.

Descarga nuestro estudio Randstad Employer Brand Research y descubre los principales factores que los trabajadores consideran más importantes al momento de elegir una empresa para trabajar, así como los comportamientos actuales de rotación laboral.

En Randstad queremos ayudarte a alcanzar tu verdadero potencial.