trabajo colaborativo, el mejor aliado del home office.

Si eres parte de un equipo que está haciendo home office, o estás liderando un grupo de profesionales vía remota, te invitamos a continuar leyendo este artículo con consejos para ti.

En Randstad México queremos que alcances tu verdadero potencial, es por eso que te compartimos algunas recomendaciones para que tú y tus equipos sean más eficientes y logren mejores resultados.

La clave del éxito durante este periodo de trabajo vía home office, es sin duda, el trabajo colaborativo, un modelo de trabajo que involucra la participación de todos los integrantes de un equipo o los involucrados de un proyecto. Esta participación puede estar determinada por trabajar dentro de un mismo espacio o al mismo tiempo. 

En el pasado, cuando se requería trabajar en equipo y hacer una entrega, el proceso de trabajo era el siguiente: alguien era elegido para que lo comenzara, posteriormente lo compartía con quien le daría seguimiento, y esta persona a su vez, reenviaba el trabajo a quien lo fuera a concluir. Finalmente todos revisaban el trabajo, cada uno daba sus comentarios y una sola persona se responsabilizaba de hacerlos con la espera de no omitir nada y confiando en que el archivo se guardaría correctamente, tanto en su equipo de cómputo, como en el dispositivo de exportación. En cada proceso del trabajo existía cierto grado de incertidumbre porque cada integrante trabajaba un archivo diferente, en una computadora diferente y lo guardaba en dispositivos diferentes, por lo que siempre existía la posibilidad de que el archivo se perdiera, no se guardara bien, o que fuera contaminado con algún virus y al final no se pudiera abrir. 

Afortunadamente las soluciones en la nube surgieron desde 2007, las cuales, poco a poco comenzamos a adoptar en nuestra vida cotidiana, ya que nos facilitaron trabajar, compartir y almacenar documentos que pueden perdurar para siempre. Hablamos de herramientas como Google Drive o OneDrive, servicios de alojamiento de archivos digitales que hoy por hoy todos los que están haciendo home office, tendrían que utilizar.

Beneficios de trabajar con Google Drive o OneDrive.

Ahorros de tiempo: Varias personas pueden trabajar al mismo tiempo en el mismo documento, presentación o proyecto.

Mismo formato para todos: No es necesario que todos los que trabajen el mismo proyecto tengan sistemas operativos compatibles entre sí, o tengan las mismas versiones de software, o tengan disponibles las mismas fuentes de texto, ni que descarguen todas las imágenes, audios o archivos adjuntos.

Ahorro de almacenaje: Nadie tiene que guardar cada versión trabajada, ni tiene que ocupar espacio de su equipo de cómputo o móvil, ya que todo está en la nube.

Mayor seguridad de almacenaje: Los trabajos se guardan automáticamente en tiempo real y tienen copias de seguridad, pueden deshacerse los cambios realizados de un momento a otro, o restablecerse a una versión anterior. 

Seguridad en el acceso: Se puede tener control de qué usuarios pueden ingresar a los documentos, e incluso definir si solo podrán verlos o editarlos. Además, no importa cuántas veces se cambie o se guarde el documento, su link de acceso siempre será el mismo.

 

Y tú, ¿estás listo para adaptarte y avanzar hacia el futuro? ¿Conoces otros beneficios del trabajo colaborativo? ¡Cuéntanos!