requisitos y trámites para solicitar una incapacidad laboral.

Existen diferentes factores que pueden impedir el desarrollo de las funciones laborales. Los accidentes o enfermedades son un ejemplo de ello. Si este es tu caso, debes solicitar una incapacidad ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La incapacidad laboral, es un certificado que emite el IMSS a todos los trabajadores que se encuentran inhabilitados para realizar su trabajo. Dicho documento justifica la ausencia, durante los días necesarios, para que el trabajador se recupere y pueda incorporarse de nuevo a sus funciones.

En Randstad nos preocupamos por dar forma al mundo del empleo formal, es por eso que te compartimos los pasos que debes de seguir, en caso de necesitar uno de los 3 tipos de incapacidad que puede extender el IMSS:

  1. Riesgo de Trabajo o Incapacidad Laboral de Origen Profesional
  2. Enfermedad General o Incapacidad Laboral de Origen Común
  3. Incapacidad por Maternidad

Cabe señalar que para cada una de ellas se debe de llevar a cabo procesos diferentes.

Riesgos de trabajo o incapacidades laborales de origen profesional.

Son aquellos que ocurren durante el ejercicio profesional o durante el trayecto al trabajo. 

Para hacer efectiva este tipo de incapacidad es necesario:

  1. Acudir a la clínica familiar del IMSS correspondiente para ser atendido.
  2. El médico deberá proporcionar los formatos ST-7 (Aviso de atención médica y calificación de probable accidente de trabajo) o el ST-9 (Aviso de atención médica y calificación de probable enfermedad de trabajo).
  3. Se deberá entregar a la empresa el formato expedido anteriormente, el cual detalla la forma en que ocurrió el accidente e indica las actividades que realizas durante tu jornada. El aviso de riesgo de trabajo debe realizarse en un plazo no mayor a las 24 horas siguientes del accidente.
  4. Para finalizar el trámite, el médico deberá emitir el formato ST-2, el cual consiste en un dictamen que certifica que el colaborador se ha rehabilitado y por tanto puede reincorporarse a sus labores.

Enfermedad general o incapacidad laboral de origen común.

Es cuando un colaborador tiene una enfermedad que no deriva de un problema profesional o sufre un accidente por causas ajenas a su empleo.

Para poder solicitar este tipo de incapacidad es necesario asistir con el médico para que se realice una evaluación y se entregue la incapacidad, además de contar con 4 semanas cotizadas anteriores al inicio de la enfermedad. Para el caso de los trabajadores eventuales, es imprescindible tener 6 semanas cotizadas en los últimos 4 meses, anteriores al inicio de la enfermedad.

Es importante mencionar que en este tipo de incapacidad el pago es únicamente del 60% del salario registrado ante el IMSS y se recibe a partir del cuarto día de incapacidad.

Incapacidad por maternidad.

Otorgado a las mujeres embarazadas que se encuentran en la semana 34 de gestación.

La incapacidad por maternidad cuenta con 84 días naturales de descanso que incluyen el periodo prenatal y postnatal, además del pago del 100% del salario registrado ante el IMSS.

Los requisitos necesarios para tramitar la incapacidad por maternidad son:

  • Estar afiliada al IMSS y contar con Tarjeta de Citas.
  • Tener reconocidas mínimo 30 semanas cotizadas durante los 12 meses anteriores en que inició la etapa prenatal.
  • El estado de embarazo, así como la fecha probable del parto deben estar certificados por un médico del IMSS, por lo cual se debe asistir al menos 5 citas con el médico que le sea asignado en su clínica.

Recuerda que la incapacidad laboral es un derecho que tienes como trabajador. Para más información sobre los trámites de incapacidad, puedes acercarte con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa o ingresar al sitio web del IMSS.