cómo sobrevivir a un periodo de prueba.

En muchas ocasiones, al ser seleccionado(a) para trabajar en una empresa, te invitan a formar parte de ella comenzando por un periodo de prueba, en el cual, eres contratado(a) por un tiempo determinado con una duración promedio de 3 a 6 meses. 

Sabemos que para ti haber conseguido un trabajo pudo haber sido una misión compleja, ya que vivimos en un entorno social cada vez más competitivo, pero no te preocupes, en Randstad queremos seguir apoyando tu crecimiento profesional, es por eso que te compartimos lo que debes saber sobre los periodos de prueba.

Antes que nada debes saber que en este periodo no solo los candidatos seleccionados son puestos a prueba por la empresa, su jefe(a) directo y su equipo de trabajo; sino que también es un momento de oportunidad y libre albedrío para los candidatos contratados, ya que podrán evaluar si la empresa, el lugar, ambiente de trabajo, las condiciones de trabajo, su jefe(a) y su equipo; cumplen sus expectativas.

Consideraciones de las empresas durante el periodo de prueba:

Principalmente estarás expuesto(a) a que las personas que trabajen contigo generen una opinión de ti, pero no solo tu jefe(a) directo, sino también todos los integrantes de las áreas con las que te vayas a involucrar. 

Las personas a tu alrededor querrán conocer tu personalidad, actitud, capacidades y estilo de trabajo. Para ellas será muy importante que tengas la capacidad de adaptarte a un nuevo entorno y ritmo de trabajo.

Nuestros 5 consejos:

1. Sé puntual.

No solo a tu hora de llegada, sino también en todas las reuniones que vayas a tener y hasta en tu hora de salida, ante todo sé respetuoso(a) con tus tiempos y el de los demás.

2. Mantén una actitud positiva y propositiva.

Visualiza que todo representa una oportunidad para mejorar.

3. Escucha a tu equipo.

Esto permitirá empatizar con ellos tanto profesionalmente, como personalmente, lo cual es muy importante, ya que serás parte de un equipo que necesita apoyo.

4. Pregunta todo y no te quedes con ninguna duda. 

No te preocupes sobre cuántas veces tienes que preguntas algo, por el contrario, pregunta hasta que todo esté claro para ti. No olvides llevar contigo siempre una libreta para hacer anotaciones y puedas consultarlo posteriormente.

5. Adáptate y aprende.

Quien mejor que tu equipo para explicarte cómo es el ritmo de trabajo y darte consejos sobre cómo puedes hacer las cosas de la mejor manera. Recuerda que has iniciado una curva de aprendizaje, por lo que el equivocarte será completamente natural y necesario para que aprendas. ¡No te desanimes!

 

Al finalizar este periodo, comunica si has tomado la decisión de continuar dentro de la empresa para que prosigan a darte un contrato por tiempo indeterminado, o en caso de que sea un contrato por proyecto, que alarguen tu contrato por el tiempo que sea necesario; o por el contrario, tu jefe(a) directo pueda darte feedback sobre tu desempeño.

En Randstad apoyamos a la gente a alcanzar su verdadero potencial.

Toma en consideración nuestros consejos y aplícalos para que tengas un comienzo satisfactorio en tu nueva etapa profesional.