hard skills y soft skills del futuro.

Con la llegada del COVID-19, las necesidades de las compañías están cambiando, los conocimientos y las aptitudes valoradas en los candidatos, se están transformando.

De cara al futuro, los profesionales deberán aumentar su nivel de preparación, a fin de poder enfrentar los desafíos tecnológicos y de competitividad que traerá consigo  la “nueva normalidad” laboral.

¿Qué buscarán las empresas?

La digitalización del mundo laboral ha provocado un proceso de transición. Como consecuencia de esta crisis, las hard skills más buscadas por las organizaciones se centrarán principalmente en aspectos tecnológicos como:

  • Análisis de Big Data (recopilar, organizar e interpretar datos)
  • Manejo de Software (ERP, CRM, BI)
  • Marketing Digital (SEO, SEM, Social Media Marketing)
  • Inteligencia Artificial (IA)
  • Manejo de herramientas de trabajo basadas en la nube

Para lograr el éxito, las empresas deberán buscar candidatos capaces de adaptarse a las nuevas tendencias post coronavirus. Es importante mencionar que el éxito no solo se logra con habilidades técnicas, sino también, con el desarrollo de soft skills (competencias que van más allá de los conocimientos teóricos y prácticos para un puesto de trabajo en específico). A raíz de la crisis sanitaria, los empleados tendrán que enfrentarse a un mercado altamente competitivo, adaptándose a nuevos procesos de trabajo y desarrollando nuevas actitudes para lograr generar resultados positivos ante situaciones adversas.

La inteligencia emocional, la comunicación efectiva, el trabajo en equipo y el liderazgo,  seguirán siendo habilidades demandadas por las compañías pero a estas, se sumarán otras actitudes y capacidades que permitirán hacer crecer a las empresas en tiempos difíciles.

Las competencias personales que serán imprescindibles para marcar un valor diferencial son:

1. Resiliencia.

En momentos de incertidumbre, la resiliencia es una capacidad que permite transformar las amenazas en oportunidades para generar soluciones eficaces.  La Flexibilidad y adaptación positiva a los cambios serán características que todo líder buscará en sus equipos.

2. Pensamiento Crítico.

El pensamiento crítico es una competencia clave para comprender y resolver problemas de forma ágil y creativa. Para que una compañía logre sus objetivos, necesita profesionales ambiciosos, dispuestos a dar más del 100% en todo momento.

3. Autonomía Personal y Proactividad.

Las compañías necesitarán colaboradores responsables, capaces de controlar en tiempo y forma sus  funciones  laborales. En el futuro, la iniciativa será una de las cualidades más valoradas por los departamentos de recursos humanos, los candidatos que aprendan a tomar decisiones de forma clara y concisa, asumiendo responsabilidades, serán más atractivos para las empresas.

 

Conocer las tendencias que definirán el mundo laboral, es una ventaja competitiva tanto para las empresas como para los candidatos.

En Randstad ayudamos a personas y organizaciones a alcanzar su verdadero potencial. 

hards skills y soft skills covid