entrevista telefónica, ¿cómo realizarla?

¿Alguna vez has tenido que realizar  una entrevista telefónica y no has conseguido mostrar todo tu potencial?  En Randstad, queremos ayudarte con la búsqueda de tu próximo empleo, por ello, te compartimos diferentes consejos para enfrentar una entrevista telefónica con éxito.

La entrevista telefónica es uno de los  recursos cada vez más utilizados durante los procesos de selección, ya que permite conocer realmente qué candidatos reúnen los requisitos necesarios para ocupar un puesto de trabajo sin necesidad de desplazamientos

Lo más habitual es que la entrevista por teléfono sea un primer filtro antes de la entrevista presencial. Este tipo de entrevistas, generalmente, no suelen exceder de 5 o 10 minutos. Durante este tiempo, el entrevistador tratará de resolver aquellas dudas que tenga en torno al currículum, conocer más información sobre el profesional o comprobar si éste cumple con los requisitos necesarios.

Aunque puede parecer similar a la entrevista personal, no es así. Para el candidato, esta conversación telefónica evita que sea valorado por la apariencia y vestimenta. Además, los nervios que se transmiten a través del lenguaje corporal ya no se manifiestan, el elemento realmente determinante durante este tipo de entrevista es tu dicción. 

Al igual que en una entrevista tradicional, es importante cuidar qué se dice y cómo se dice, de manera que el entrevistado muestre a la perfección quién es profesionalmente. Durante la conversación, el candidato tendrá que responder a una serie de preguntas sobre sus objetivos e intereses y aportar detalles sobre los momentos claves de su experiencia laboral, lo que dará pie a presentar su propia marca personal. Recuerda, tu talento marca la diferencia, así debe sentirlo el que está al otro lado del teléfono. Cada minuto, cada respuesta y cada expresión cuentan.

Las 5 preguntas que debes dominar durante una entrevista telefónica

  1. ¿Por qué estás interesado en trabajar con nosotros? ¿Qué te llamó la atención de la vacante? La empresa necesita saber que tienes interés en trabajar con ellos. Es importante que previamente investigues a fondo para conocer toda la información referente al puesto de trabajo y a la compañía. Resalta cualidades positivas de la empresa y explica por qué te motiva trabajar ahí. Una respuesta muy acertada sería, por ejemplo, reconocer que es una empresa en crecimiento y con una gran reputación.
  2. ¿Qué es lo que buscas en tu nuevo empleo? No olvides mostrar tus objetivos y ambiciones, ya que es frecuente que se interesen en conocer cuál es tu escala de valores y prioridades tanto a nivel personal como profesional. Respuestas como, por ejemplo, “mejorar profesionalmente en todos los aspectos”, “aumentar mi valor como profesional” o “progresar en mi trayectoria profesional y ayudar a crecer a la empresa” generan muy buenas sensaciones en el entrevistador.
  3. ¿Estás en algún otro proceso de selección? Ante preguntas de este tipo, debes responder con total sinceridad. Estar en varios procesos de selección a la vez facilitará que, si la empresa está verdaderamente interesada en ti, acelere la contratación para adelantarse a sus competidores. Si fuera el caso, debes reconocer que sí estás en otros procesos de selección pero que aún no has concretado nada.
  4. ¿Cómo reaccionas ante situaciones de estrés y ante las críticas? El entrevistador realizará preguntas de este tipo para conocer si eres un profesional resolutivo en situaciones complicadas. No te quedes en blanco ni dudes, debes dar una respuesta convincente y argumentada: “ante situaciones de crisis, dedico tiempo a analizar la situación para resolver el problema de la manera más eficaz” o “siempre acepto las críticas constructivas porque me ayudan a mejorar” harán que el entrevistador te vea como una persona totalmente preparada.
  5. ¿Cuáles es tu mayor debilidad? Es muy importante tener habilidad para transformar esta pregunta en un punto a tu favor. Una respuesta muy válida es hablar de una debilidad que se pueda convertir en fortaleza como, por ejemplo, decir que, a pesar de que te falta experiencia, tienes muchas ganas por esforzarte, superarte, aprender y desarrollar todas tus cualidades.

Consejos para superar con éxito una entrevista telefónica

  •  Cuida todos los detalles y, principalmente, prepárate para atender una llamada que puede llegar en cualquier momento.
  • No hablar en lugares de mucho ruido: debes hacerlo desde un lugar tranquilo. Busca tu propia zona de confort para poder atender correctamente la llamada.
  • Tu voz es tu imagen: debe sonar tranquila, segura y optimista.
  • No es lo mismo oír que escuchar: escuchar es prestar atención a lo que se oye. Debes centrarte en la conversación y olvidarte del entorno.
  • Evita los lapsus: el entrevistador nos va a preguntar con el currículum en mano. Debes conocerlo en profundidad, de lo contrario puedes generar desconfianza.
  • Deja que el entrevistador termine las frases: él es quien dirige la conversación. No te adelantes a lo que está diciendo ni respondas más allá de lo que te pregunta en cada momento.
La entrevista telefónica es un recurso muy eficaz para acelerar los procesos de selección, ya que fomenta el intercambio de ideas y conocimientos. Estar preparado para superar estas entrevistas te permitirá conseguir el trabajo que deseas con éxito.