actitudes y habilidades que debes desarrollar para mantener tu empleo.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus está generando consecuencias sobre el mercado laboral.  En momentos de crisis, ser un elemento importante para un equipo de trabajo, debe de ser una prioridad para todos los colaboradores. Ahora más que nunca, se debe buscar demostrar una actitud positiva, eficacia y compromiso.

Actualmente, la experiencia y conocimientos teóricos de un puesto de trabajo, no son los únicos factores que evalúan las organizaciones, las empresas tienen cada vez más en cuenta la personalidad de los colaboradores. En pocas palabras, las soft skills se han convertido en un valor al alza.

Aporta valor a tu compañía y evita sufrir incertidumbre laboral, siguiendo estos 5 consejos para convertirte en un colaborador(a) imprescindible en tu empleo.

1. Construye relaciones de confianza.

La clave para lograr una relación de confianza es mantener una comunicación abierta y transparente, recuerda ser honesto en todo momento. Demuéstrale a tu jefe directo y a tu equipo de trabajo que eres una persona de palabra y que cumple en tiempo y forma con las tareas que se le asignan. 

2. Comprométete con la calidad y productividad.

Intenta siempre dar un esfuerzo adicional en todos tus proyectos y mantén un equilibrio entre la velocidad y calidad de tus tareas,  no entregues todo de forma rápida sin poner atención a los detalles. Un colaborador productivo sabe priorizar actividades.  

3. Mantente actualizado.

El futuro del trabajo está cambiando con rapidez debido a la globalización y la  transformación digital. Las empresas necesitan colaboradores dispuestos a mantener un aprendizaje continuo. Adquiere nuevos conocimientos y enfócate en generar una habilidad única, ya sea a través del uso de alguna nueva herramienta o en la práctica de un nuevo idioma.

4. Trabaja en equipo.

Uno de los retos más importantes que tienen las empresas hoy en día, es el cumplimiento de objetivos comunes, trabajar de forma colaborativa permite que los proyectos se realicen eficientemente. Si quieres ser indispensable, debes desarrollar la capacidad para colaborar de forma positiva con diferentes áreas, no olvides que el trabajo en equipo exige coordinación y empatía. 

5. Adáptate y brinda soluciones a los problemas.

La flexibilidad para adaptarse de forma positiva a los cambios es una soft skill muy importante que todo colaborador debe desarrollar. Un empleado que no está abierto al cambio, no puede ofrecer soluciones creativas para resolver problemas.

Cumplir con estas actitudes y habilidades no puede garantizar la continuidad de un empleo pero sí puede convertirse en una ventaja competitiva que te ayudará a posicionarte como una persona valiosa dentro de una organización.

En Randstad ayudamos a personas y empresas a alcanzar su verdadero potencial.