¿deseas saber más de nuestras soluciones de recursos humanos?

contáctanos

La pandemia generada por el COVID-19 sin lugar a duda cambió la forma del empleo. Ante la contingencia sanitaria muchas empresas comenzaron a enviar a sus colaboradores a trabajar desde casa. De acuerdo con el estudio Employer Brand Research elaborado el año pasado por Randstad donde se entrevistó a más de 7,000 personas en nuestro país, el 48% de los encuestados se siente atraído por la posibilidad de trabajar a distancia.  

Salvaguardar la salud de los empleados se convirtió en prioridad y durante los primeros meses de la pandemia, casi un tercio de los mexicanos comenzaron a trabajar con la modalidad de teletrabajo.

Derivado a todos estos cambios y a la nueva normalidad, el gobierno de nuestro país analizó la situación y desde el 11 de enero del 2021 a través del Diario Oficial de la Federación se lanzó la reforma a la Ley Federal de Trabajo en materia de teletrabajo o mejor conocido como home office. Este es definido como “aquel trabajo a domicilio que se ejecuta habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o en un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo”.

Por ello, de acuerdo con el Gobierno de México, dentro de las nuevas obligaciones que ahora tiene tu empresa se encuentran las siguientes:

  1. Tu empleador deberá proporcionarte el equipo necesario para que realices tu trabajo de manera remota.
  2. Asumir los costos proporcionales por los servicios de telecomunicaciones y energía eléctrica.
  3. Respetar el derecho de los trabajadores a la desconexión laboral, permitiendo conciliar la vida personal y profesional.
  4. Implementar los procedimientos y herramientas necesarias para conservar la seguridad de la información y los datos usados por los empleados que estén bajo esta modalidad de teletrabajo.
teletrabajo
teletrabajo

A su vez, para que puedas ser partícipe en esta nueva modalidad de trabajo, debes de tener en cuenta lo siguiente:

  1. Por lo menos el 40% de tus actividades laborales se deben desempeñar a distancia.
  2. Ser cuidadoso para la conservación de equipos y materiales proporcionados por tu empleador.
  3. Cumplir con las políticas de protección de datos empleados para el desarrollo de tus actividades.

En Randstad, nos esforzamos cada día para que las personas y organizaciones alcancen su verdadero potencial, si quieres conocer más sobre noticias de Recursos Humanos puedes revisar nuestra sección de blog.