confianza, productividad y lo que ganamos haciendo home office.

Durante junio del 2019, el Senado de la República había aprobado una reforma a la Ley Federal del Trabajo, la cual reconocía y promovía emplear el esquema de trabajo desde casa, no obstante, tan solo fueron unas cuantas empresas las que se sumaron a implementarlo con sus colaboradores. 

Un año después, este esquema fue implementado por múltiples organizaciones para hacer frente a la pandemia por el Coronavirus, un factor externo de emergencia a nivel internacional, que nos permitió confirmar cuáles son realmente los beneficios y retos de este modelo de trabajo.

En Randstad apoyamos a las personas y a las empresas a alcanzar su verdadero potencial, es por eso que te compartimos cuáles han sido los beneficios, aprendizajes y retos de estar haciendo home office.

Beneficios del home office para los colaboradores.

  • Horarios flexibles todos los días y a todas horas.
  • Equilibrio entre el trabajo y la vida familiar.
  • Reducción de tiempos de traslado por el tráfico y las distancias largas.
  • Disminución de los gastos personales.
  • Lugar de trabajo pet friendly.

Aprendizajes del home office para las empresas.

  • Incremento de la productividad.
  • Mantenimiento del nivel operativo.
  • Reducción de costos fijos directos.
  • Mayor confianza entre jefes y colaboradores.
  • Innovación y transformación de los procesos de trabajo y comunicación.

En México y el mundo seguimos enfrentándonos a un periodo de incertidumbre. Empresas y colaboradores continúan adaptándose y aprendiendo sobre este esquema de trabajo. A continuación te mencionamos los retos que siguen encarando tanto empresas como colaboradores.

Retos del home office para empresas y colaboradores.

  • Mantener la actividad comercial.
  • Brindar equipos, servicios y soporte técnico a clientes internos y externos.
  • Enfrentar problemas de ciberseguridad.
  • Establecer canales de comunicación interna y externa efectivos.
  • Mantener un clima laboral adecuado.
  • Garantizar la salud de todos los colaboradores.
  • Evitar el estrés emocional provocado por la contingencia.

En varios estados de la República Mexicana, mantener este esquema de trabajo seguirá siendo mandatorio hasta que el semáforo de riesgo epidemiológico cambie de color a naranja, amarillo o verde; por lo que el listado antes mencionado podría seguir aumentando en las próximas semanas. 

 

Te invitamos a informarte sobre cómo será la nueva normalidad en los centros de trabajo, considerando todas las recomendaciones y medidas indispensables, de acuerdo a las autoridades locales y nacionales, para que puedas prepararte con anticipación y organices tus últimos días de home office.

Y tú, ¿estás listo para regresar a trabajar presencialmente, o preferirías seguir trabajando desde tu casa?