diversidad en las empresas: retos y beneficios.

En un mundo globalizado, una de las ventajas competitivas más importantes que puede adquirir una empresa, es la diversidad cultural. Poseer una fuerza laboral que integre a personas con diferentes capacidades y habilidades sin importar su género, edad, religión o nacionalidad, puede ayudar a generar ambientes de trabajo más constructivos, creativos e innovadores.

Una organización que apuesta por el talento de un colaborador, sin importar otras características personales, es una organización destinada al éxito. Al incluir una estrategia de diversidad e inclusión en los modelos de negocio, las compañías generan un impacto social positivo y demuestran a sus stakeholders los fuertes valores que  tienen.

Otro beneficio de esta estrategia, es la mejora del employer branding. Contar con políticas y programas de diversidad, inclusión e igualdad laboral, es un factor importante para atraer y retener al mejor talento del mercado.

Por otro lado, la diversidad cultural en las empresas plantea diferentes retos para el área de Recursos Humanos, ya que lograr una verdadera integración entre equipos multiculturales y generacionales, puede llegar a ser una tarea complicada.

En Randstad te compartimos los principales retos que enfrentan las empresas con respecto a este tema y las posibles soluciones para abordarlos.

1. Procesos de adaptación y discriminación.

El primer paso para lograr un entorno de trabajo diverso e inclusivo, es la sensibilización y capacitación de los colaboradores. Dentro de la comunicación interna y externa de la compañía, se debe transmitir el compromiso por la igualdad y demostrar respeto hacia la diversidad, siendo coherentes con las acciones y valores de la empresa.

2. Conflictos laborales provocados por las diferentes perspectivas y estilos de trabajo.

Una iniciativa para evitar este problema puede ser la implementación de programas de formación interna entre colaboradores, esto favorecerá el intercambio de conocimientos y creará un ambiente de convivencia basado en el trabajo en equipo. 

3. Sesgos de reclutamiento.

Durante los procesos de selección de personal es común que las empresas se centren en contratar a personas que compartan un perfil que se adapte al de sus futuros compañeros,  por ejemplo: ya sea misma edad o género.  Para evitar esto, te recomendamos aplicar prácticas como la revisión de currículums ‘a ciegas’, es decir, revisarlos sin datos personales, ni fotografía, para que la elección del candidato ideal se base únicamente en las habilidades y capacidades que tenga.

 

En Randstad sabemos que la diversidad nos fortalece, por ello, nos comprometemos a ser agentes de cambio en nuestra sociedad, fomentando en todo momento la igualdad laboral entre hombres y mujeres y el respeto por la diversidad.

Randstad, ayudamos a personas y organizaciones a alcanzar su verdadero potencial.