tercerización de personal, una vía para mayor creación de empleo formal, legal y con mejores beneficios.

Reporte elaborado por la Asociación Mexicana de Capital Humano.

Situación Actual.

El primer mes del año 2019 arrancó para México con una tasa de desempleo de 3.5% de la Población Económicamente Activa (PEA) a nivel nacional, de acuerdo con la más reciente medición del INEGI. También en enero, la Tasa de Informalidad Laboral fue de 56.3%.

Ante este panorama, y considerando que una de las premisas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para que exista bienestar en México, es “que haya más empleo, es decir que más gente tenga trabajo”, para ello es fundamental que las empresas tengan mejores opciones para generar puestos de trabajo formal que resuelvan sus necesidades, una alternativa para ello es la tercerización de personal o empleos tercerizados.

En el país hay más de 4 millones 200 mil empleos subcontratados (con datos al cierre de 2018). Este esquema es, pues, una realidad y una alternativa de trabajo en un país con más de 2 millones de personas que están en las filas del desempleo, dispuestas a ocupar su fuerza laboral y contribuir a la economía nacional. En un país en el que, además, la informalidad supera la de cualquier país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con la terrible cifra de 56% de la PEA.

¿Pero, qué es la Tercerización de Personal? En esencia, es el proceso por el que una empresa delega la administración de personal a un tercero experto en la materia. Se trata de un esquema legal, que está regulado en México por la Ley Federal del Trabajo (LFT), la Ley del IMSS y la Ley del Infonavit, también lo regulan muchos países e incluso la Organización Internacional del Trabajo.

A pesar de que la Tercerización promueve el empleo productivo y formal, es un esquema que suele confundirse con el outsourcing irregular o ilegal que llevan a cabo algunas empresas o lo que se conoce como los “outsourcing fiscales”. Esta confusión ha propiciado que en ciertos sectores se tenga una opinión desfavorable y una visión distorsionada del esquema en general, de ahí la necesidad de dejar en claro que no todas las empresas que ofrecen servicios de outsourcing son de tercerización de personal ni generan trabajo formal.

Contenido.

  • Tercerización, subcontratación y outsourcing.
  • ¿Eliminar el outsourcing?
  • Cambios legales, escenarios posibles.
  • Aportación de las empresas de tercerización formal.
  • Ventajas de la tercerización.
  • Sello de calidad AMECH, garantía.
  • Riesgos de contratar un outsourcing ilegal.
  • Discusión pública necesaria.

Sobre la AMECH.

La Asociación Mexicana de Capital Humano (AMECH), surgió en 2002 con el objetivo de propiciar la estandarización de los servicios de terciarización en México, en beneficio de la formalidad laboral, los empleados y las empresas. La asociación agrupa a las 24 principales empresas de servicios de terciarización de personal en México. Es el único miembro en el país asociado a la Confederación Mundial del Empleo (WEC) y colabora con las autoridades para generar acciones que impulsen el desarrollo y ña productividad de la industria del capital humano y una mejor economía nacional.