por qué son importantes los incentivos laborales.

En momentos de crisis, una de las principales prioridades de las compañías, debe ser crear ambientes de trabajo que favorezcan la satisfacción laboral, hacerles saber a los colaboradores que la empresa valora su trabajo, ya que, los empleados satisfechos suelen estar más motivados, más comprometidos y por lo tanto, son más productivos.

El principal objetivo de los incentivos laborales, es generar una recompensa por el buen desempeño y trabajo duro de los colaboradores. Los incentivos son un factor que le permitirán a tu empresa, atraer y mantener al mejor talento del mercado, sin duda, son un motivo por el que los trabajadores deciden elegir y/o permanecer en una organización. 

Los planes de compensaciones se han convertido en una de las formas más eficientes para generar un alto grado de motivación en los trabajadores.  Es importante mencionar que existen diferentes tipos de incentivos laborales, para mantener a los colaboradores satisfechos, las empresas no deben preocuparse únicamente por los beneficios económicos, sino también por tomar en cuenta, los posibles salarios emocionales que la organización puede ofrecer.

Actualmente, el entorno laboral se encuentra en un contexto poco favorable, empresas y colaboradores viven momentos de incertidumbre, la llegada del coronavirus ha provocado muchos cambios y el tema de incentivos y beneficios, no es la excepción. Para lograr el éxito, las empresas deben adaptarse a las nuevas necesidades de los colaboradores y en algunas ocasiones, transformar sus planes de compensación.

En Randstad queremos compartirte algunos incentivos laborales que puedes utilizar en tu estrategia de Recursos Humanos para motivar y retener a los mejores talentos en tiempos de crisis.

  • flexibilidad de horario y conciliación del descanso.La implementación del trabajo remoto puede tener muchos beneficios pero también algunas desventajas, con esta nueva modalidad, gran parte de los colaboradores está trabajando más horas. Ofrece a tus empleados la posibilidad de establecer límites  entre el tiempo dedicado al trabajo y el tiempo personal. Demuestra empatía con tus colaboradores. Una buena práctica que puedes ejercer, es no generar reuniones antes de las 10:00 am o  después de las 6:00 pm, esto con el fin de respetar los momentos de descanso y darles tiempo de atender las necesidades que puedan surgir dentro de sus hogares.
  • feedback continuo.Ahora más que nunca, los colaboradores necesitan tener claro cuáles son sus objetivos y qué se espera realmente de ellos. Es esencial que durante el trabajo remoto, los líderes de equipo se enfoquen en evaluar el desempeño y las actitudes que tiene cada colaborador, en relación a sus funciones. Durante esta situación, mantener una comunicación abierta y transparente, es una condición necesaria para lograr una adaptación rápida a las nuevas necesidades del mercado. Una buena práctica para lograr este beneficio es el envío diario de comunicación organizacional, evita la incertidumbre y los rumores, convirtiéndote en tu propia fuente confiable de información. 
  • programas de seguridad y salud.El estado físico, mental y emocional de los colaboradores, son factores que deben tomarse en cuenta para lograr modelos de negocio exitosos. Implementar y fomentar hábitos de vida saludables para los trabajadores, es una tendencia laboral que está cobrando cada vez más fuerza. Como parte de tus incentivos, ofrece a los empleados campañas de alimentación equilibrada y ejercicio físico, controles de estrés, protocolos de seguridad e higiene laboral, equipo de protección (de ser necesario), seguro de gastos médicos, entre otros. Recuerda que la salud del equipo de trabajo es un factor que impacta directamente en la productividad de la empresa.
  • planes de formación profesional.La contingencia ha transformado las necesidades del mercado, generando desafíos tecnológicos y profesionales, tanto para las empresas como para los trabajadores. Incluye en tu estrategia planes de capacitación, mantén a tus colaboradores actualizados y preparados para enfrentar las nuevas tendencias y la digitalización de procesos. No olvides que las oportunidades de aprendizaje y crecimiento son uno de los principales factores que atrae y retiene a los mejores candidatos.